lunes, 18 de octubre de 2010

Frida Kahlo - Henry Ford Hospital o La cama volando

Frida Kahlo (1907-1954) es una artista mexicana considerada, mayoritariamente, como precursora del arte surrealista en México. Personalmente, considero que, más que surrealista, pertenece a la rama más simbólica del arte. Pues en sus cuadros, más que hallar una representación surrealista de una realidad, hallamos una representación simbólica de su realidad. Sus cuadros narran su vida. Su accidente con el autobús que la dejó coja de por vida y sin poder tener hijos, sus amores y desamores con Diego Rivera, al cual estuvo unida hasta el final incluso después de su separación, su origen, sus raíces, su familia, sus sentimientos, sus vivencias... Ella es sus cuadros y sus cuadros son ella, existe una unión entre ambos. Lo uno es lo otro y lo otro es lo uno y el uno sin el otro no pueden existir.


Frida Kahlo, Henry Ford Hospital o La cama volando, 1932

Evidentemente deben existir cuadros mucho más representativos de ella que este de Henry Ford Hospital o La cama volando, pero yo considero que éste representa muy bien la simbología que trabaja Frida Kahlo. La artista no pinta en sus cuadros la realidad tal y como era, sino, como la sentía. Las circunstancias quedan reducidas a lo esencial.

El cuadro de Henry Ford Hospital muestra a una artista desnuda sobre una cama de hospital demasiado grande en relación con su cuerpo. Sobre el vientre, aún hinchado por el embarazo, sostiene tres filamentos rojos que bien podían ser venas, con las que se enlazan seis objetos.

Encontramos atado a uno de esos lazos a un niño en posición embrionaria. Se trata del niño perdido en el aborto, Dieguito, al que había esperado llegar a parir.

A la derecha, sobre la cama, flota un caracol. Según declaraciones de la propia artista, es un símbolo de lentitud del aborto. También se encuentra el caracol en otros cuadros como símbolo de la vida y el sexo.

La maqueta rosa salmón de la zona pélvica y parte de la columna, al pie de la cama, alude, al igual que el modelo óseo abajo a la derecha, a la causa del aborto: las fracturas de la columna y la pelvis imposibilitan a Frida Kahlo soportar el embarazo.

En el mismo contexto debe entenderse la pieza de máquina a la izquierda. El objeto es, posiblemente, parte de un esterilizador de vapor, com los que se utilizaban entonces en los hospitales. Se trata de una pieza mecánica que se utilizaba como tapa de cierre para depósitos de gas ode aire comprimido, sirviendo como regulador de presión. Kahlo debió encontrar paralelismos, durante su estancia en el hospital, entre este mecanismo de cierre y su propia musculatura "defectuosa", que le impedía conservar al niño en su interior.

La orquiedea violeta abajo en el centro se la trajo Diego Rivera al hospital, según dijo el propio Diego. Para ella, esa flor era símbolo de sexualidad y sentimiento.

La desvalida figura yacente de la artista, pequeña sobre la gran cama que se pierde en la amplia llanura, transmite la impresión de soledad y desamparo, que, con seguridad, refleja el estado de ánimo de la artista tras la pérdida del niño y durante su convalecencia en el hospital.

2 comentarios:

  1. Un blog interesante y original. Felicitaciones.
    Daniel D. Peaceman, editor de HLC

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Daniel. Ya he visto tu blog de la revista, al que me he unido.

    ResponderEliminar